GRANADA, CIUDAD SOSTENIBLE, AMABLE Y CIVILIZADA, SU CORPORACION VALIENTE.

Estándar

http://www.elmundo.es/andalucia/2016/08/31/57c5cd8aca47412f628b4581.html

ORDEN PÚBLICO

Granada pone fin a la era del botellón

Imagen de archivo de unos jóvenes bebiendo en el recinto habilitado como ‘botellódromo’ en Granada. MIGUEL RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento clausura definitivamente el ‘botellódromo’, creado en 2007 como ejemplo de control del ocio juvenil

  • RAMÓN RAMOS
  • Granada

31/08/2016 04:50El ‘idilio’ de Granada con su ‘botellódromo’ ha terminado. De hecho, estaba en crisis desde las elecciones municipales de 2015 pero el certificado de ruptura tiene ahora fecha: el 1 de septiembre, jueves, en que el recinto será vallado, el Ayuntamiento -en colaboración con Policía Nacional y Guardia Civil- desplegará un dispositivo de Policía Local en los “puntos calientes identificados”, dice la concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Raquel Rus, y el alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), podrá proclamar -como ya ha hecho- que “se pone fin a una etapa negra” en la que Granada “ha sido identificada como ciudad del botellón”.

En realidad, en esencia y salvo alguna modificación puntual de la ordenanza de la convivencia, se trata de aplicar medidas ya contempladas en normas municipales y leyes autonómicas y estatales que se ensayaron en épocas anteriores con despliegues similares que durante varias semanas lograron menguar los efectos del ‘botellón’ en diversas zonas de la ciudad hasta que el Ayuntamiento bajaba la guardia y la ‘movida’ renacía poco a poco hasta volver a hacerse insoportable para los vecinos. Vuelta desplegar y vuelta a aflojar y así… durante años.

Ahora las cosas son distintas. El actual equipo de gobierno está dispuesto a apuntarse el tanto de la clausura del ‘botellódromo’ en la que están de acuerdo todos los grupos políticos del Ayuntamiento. De hecho, figuraba en los programas con los que concurrieron a las elecciones municipales de 2015 y se consagró en el acuerdo por el que Ciudadanos facilitó la alcaldía de Torres Hurtado cuando el PP quedó en minoría. El relevo del popular por el socialista Cuenca ha acelerado la medida.

La Junta Local de Seguridad Ciudadana perfilaba este martes el dispositivo: a los 50 agentes de Policía Local que patrullan en fin de semana se añadirán otros 25, que se unirán a los de Policía Nacional -la ‘ley Mordaza’ permite actuar en aglomeraciones como las del ‘botellón’- y autonómica -la ley que las regula, que data de 1986, les reservaba esta misión de vigilancia, aunque su escaso desarrollo dejó en papel mojado esta función- y el círculo se cierra con la Guardia Civil, que multiplicará los controles de alcohol y estupefacientes -también los realizará la Policía Local- en las carreteras del área metropolitana.

Lo que va de 2006 a 2016… Hace diez años, y en el epicentro de la problemática que generaba el ‘botellón’ en la convivencia ciudadana, el entonces alcalde de Granada, José Torres Hurtado, logró aunar la voluntad de los alcaldes de capitales y principales ciudades andaluzas -un mapa casi monocolor en manos del PP- para arrancar a la Junta una ley autonómica:que acotaba los lugares de ocio juvenil. Aunque algún ‘aguafiestas’ le recordó a Torres Hurtado que en su etapa al frente de la Delegación del Gobierno en Andalucía había derivado a los ayuntamientos la solución del problema, lo cierto es que aquella norma llegó generalmente aplaudida como una salida al problema.

Referente europeo

Granada, así, se convirtió en un referente nacional y se podría decir que europeo. Si la Fiesta de la Primavera -que organiza la población universitaria en la víspera de las vacaciones de Semana Santa- se había desbordado en ocasiones anteriores la apertura del ‘botellódromo’ acotó en el recinto la afluencia de más de veinticinco mil jóvenes procedentes de Andalucía y otras zonas de España. Las emisoras de radio desempolvan grabaciones en las que se escucha a Torres Hurtado glosando su iniciativa. No es extraño en ese escenario que cuando La Vanguardia dedicó en 2007 un serial al ocio juvenil en las principales capitales europeas reservase a Granada la representación española…

Solo que, a la larga, el ‘botellódromo’ devino también en problema por la afluencia del fin de semana para los vecinos de la zona. El Ayuntamiento bajó la guardia y, así, la actual responsable de la Policía Local ejemplifica con datos: de las 1.879 sanciones que emitieron los agentes el Ayuntamiento solo tramitó 529. “Una de cada tres”, dice Rus para precisar: “Del porqué el anterior equipo de gobierno no aplicó las herramientas legales a su alcance debe responder el anterior gobierno municipal. Nosotros, no”, proclama Rus. El ahora jefe de Policía Local, José Antonio García, admite que el ‘botellódromo’ llegó a ser “un ‘ghetto’ donde miles de personas consumían alcohol sin control”. Ya la pasada víspera de Semana Santa, y con Torres Hurtado todavía como alcalde, el gobierno local ‘contraprogramó’ una fiesta “del deporte, la música, el baile y el color, abierta a niños, jóvenes, adultos y mayores, con un carácter participativo y familiar”, la ‘Holli Run’, que resultó un éxito como alternativa a la convocatoria estudiantil de la primavera, descolorida por la lluvia que descargó aquel viernes de Dolores en Granada.

Contra las fiestas en pisos particulares

El Ayuntamiento confía en que las sanciones, de entre 150 a 300 euros -600, en la ‘ley Mordaza’-, surtan el efecto disuasorio que contribuya a disolver las concentraciones. Especialmente, en el segmento de los menores, el que más preocupa: “Cuando un padre tenga que afrontar el pago es posible que ejerza un mayor control sobre su hijo”. Y, también, sobre los propietarios de los pisos alquilados a estudiantes. Este es un efecto detectado desde que hace un año se empezó a endurecer la vigilancia sobre el ‘botellódromo’: las fiestas en pisos y terrazas particulares. Si los ocupantes no están obligados a abrir la puerta a los agentes, una vez identificado el propietario del piso a través del censo, el padrón o el catastro, el Ayuntamiento podría cargarle la sanción. El jefe de la Policía Local recuerda que los alquileres reglados establecen en el pliego de condiciones del contrato “la prohibición de organizar actividades molestas para los demás vecinos del inmueble”.

Y, en último caso, la concejal Rus asegura que el Ayuntamiento mantendrá la guardia alta “el tiempo que sea necesario”, frente a ocasiones anteriores. Si no erradicar, “al menos mitigar” los efectos molestos para los vecinos y, ante todo, como confía el alcalde y en cumplimiento del “compromiso” de evitar que se consuma alcohol en la calle, se ensucie la vía pública y se moleste a los vecinos en su derecho al descanso, conseguir que Granada deje de ser ‘referente nacional’ del ‘botellón’ y sea contemplada como “ciudad de la cultura, el patrimonio y el conocimiento”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s